MONOTRIBUTO LO NUEVO DEL CODIGO TRIBUTARIO

En el nuevo proyecto de Código Tributario se ha incorporado el compromiso del Poder Ejecutivo de presentar al Congreso Nacional un proyecto que desarrolle el monotributo o tributo único, basado en los principios constitucionales de legalidad, proporcionalidad, generalidad y equidad, atendiendo la capacidad económica del contribuyente, en un plazo de seis meses, en consulta con los sectores involucrados.

Siendo lo anterior un esquema tributario relativamente desconocido en nuestro país, hemos creído conveniente presentar un análisis general de los conceptos y alcances de este régimen especial, el cual ha estado vigente en varios países, especialmente de América del Sur, desde hace algún tiempo.

Se define con el nombre de monotributo a una forma de inscripción con fines tributarios que pueden hacer las personas físicas y jurídicas, en este último caso se consideran las denominadas sociedades unipersonales -no las sociedades anónimas, sociedades de responsabilidad limitada, y sociedades colectivas-, que tengan ingresos que no superen ciertas sumas prefijadas y un número limitado de puntos de venta y de empleados. También pueden acogerse a este régimen los integrantes de cooperativas y las sucesiones indivisas que continúan la actividad que venía realizando el causante y las asociaciones sin fines de lucro.

Los objetivos que se persiguen son los de simplificar el pago de los impuestos, jubilaciones y servicios de salud para los contribuyentes que pertenecen al sector informal de la economía. Por su parte, el contribuyente se beneficia con la incorporación al sistema tributario y previsional vigente, en una forma económica y fácil de cumplir, dejando de lado la informalidad y el temor a sanciones, si se les descubre que no están cumpliendo con sus obligaciones tributarias.

Con el pago mensual de una cuota única el beneficiado, en algunos países se les denomina monotributaristas, está cumpliendo con las siguientes obligaciones: 1. Impuesto sobre la renta; 2. Impuesto al Valor Agregado (IVA) o Impuesto sobre Ventas; 3. Aportes al Régimen Previsional del Sistema Público de Jubilaciones y Pensiones y 4. Aporte al sistema de cobertura de salud.

Los beneficiados incluyen, por lo general, las personas físicas que realicen actividades de comercio o servicios, con ingresos dentro del límite máximo establecido, que no excedan el número ni el tamaño de sus centros de negocios permitidos; los integrantes de cooperativas de trabajo; sociedades unipersonales y fundaciones o entidades sin fines de lucro. Para documentar sus transacciones comerciales, los beneficiados emiten facturas especiales y deben exhibir en un lugar visible su constancia de inscripción en el Régimen de Monotributo y comprobante del pago del mes en curso. Los beneficiados si pueden contar con empleados, dentro del límite permitido y de ser requerido por ley, deben inscribirlos en el régimen de seguridad social.

Esperamos que una vez aprobada la ley, muchos contribuyentes se incorporen al nuevo sistema, con lo cual estarán cumpliendo con sus obligaciones tributarias bajo un mecanismo especialmente diseñado para sus características particulares y dejando de permanecer bajo la sombra del miedo a ser sancionados.

Al final, aunque no nos guste, todos tenemos que pagar los impuestos que nos corresponde y entonces exigir de nuestros gobernantes la transparencia y el buen uso de los recursos para proveer a la ciudadanía con sistemas eficientes de seguridad, educación y salud y realizar las inversiones en infraestructura requeridas para mejorar la competitividad de los sectores productivos.

Last Updated (Friday, 22 July 2016 16:39)